Búsqueda Rápida
En esta Institución
Menú
Regresar

COLEGIO CRISTIANO SALVADOREÑO EN-HACORE

" Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia " 2da.Timoteo 3:16

Teléfono: 2261-1458

Fax: 2261-1459
E-mail: colegio.enhacore@gmail.com
Enviar mensaje
Dirección: 47 Av.Sur Final Prolongación Calle Arce
No. 1-C, col.flor Blanca, San Salvador
San Salvador, San Salvador
Clasificación: A (Clasificación del MINED)

1 DATOS GENERALES
Municipio: Tepecoyo Departamento: La libertad Superficie territorial del municipio km2 : 61.14             Habitantes:14,322 Densidad poblacional (hab/km2): 277 Numero de cantones: 10 Rasgos etnográficos: el rasgo más notable es el mestizaje Distancia del municipio a la cabecera departamental (km): 26.6 Nombre de Alcaldesa Municipal: Matilde Arely Paz de Cuéllar 2009-2012 Dirección de la Alcaldía Municipal: calle la Ronda, B° San Esteban contiguo a punto de buses (el Amate) Teléfonos: 23622800 telefax:23622812 Tepecoyo es un Municipio perteneciente al Distrito de Nueva San Salvador, en el Departamento de La Libertad; está situado en una meseta de la Cadena Costera, a 830 metros sobre el nivel del mar, entre los 13º 40’ 6” Latitud Norte y los 89º 28’ 6” Longitud Oeste del Meridiano de Greenwich; a 28 kilómetros al Oeste de Santa Tecla

TERRITORIO

Extensión superficial y colindantes :
Posee una extensión territorial de 61.14kilómetros cuadrados, siendo el área rural equivalente a 60.90 Km2 y el área urbana de 0.24 Km2; sus límites jurisdiccionales son: al Norte colinda con Sacacoyo (Depto. de La Libertad) y Armenia (Depto. de Sonsonate), al Sur con Teotepeque, al Oeste con Santa Isabel Ishuatán y San Julián (ambos del Depto. de Sonsonate) y al Este con Jayaque. El municipio se comunica con carretera pavimentada con el municipio de Jayaque; y por carretera de tierra, por la Cumbre, se comunica con los municipios de Teotepeque y Chiltiupán. Los cantones y caseríos se comunican con la cabecera municipal a través de caminos vecinales.

División territorial del municipio
Para su administración el municipio se divide en diez cantones: El Carrizo, El Guamo, El Mojón, El Zacamil, La Javia, Las Flores, Los Alpes o El Zope, Los Laureles, San Antonio, y Tierra Colorada Y cinco barrios: El Centro, Concepción, San Sebastián, El Calvario y San Esteban.

GOBIERNO
Gobierno Local
Es electo cada tres años pudiendo elegirse para otros períodos. Está conformado por un Alcalde, un Síndico, seis Regidores propietarios y cuatro suplentes. El Concejo Municipal posee seis comisiones de trabajo: Participación ciudadana y funcionamiento; Evaluación y ofertas de proyectos; Social, cultura y deportes; Medio ambiente y ornato; Educación, salud y Seguridad ciudadana y Enlace municipal.

ECONOMIA Y SERVICIOS BASICOS

Economía
Sus principales cultivos son granos básicos: Maíz, frijol, sorgo, las frutas, hortalizas, café y la crianza de aves de corral y ganado. Entre las industrias manufactureras sobresale el beneficiado de café, la obtención de resina de bálsamo específicamente en cantones de la cumbre (el Mojón y Tierra Colorada), la elaboración de productos lácteos en pequeña escala; así como el comercio local (tiendas, panaderías, elaboración de prendas de vestir, salones de belleza, comedores, farmacias).

Infraestructura Tepecoyo posee múltiples negocios y tiendas, el rastro municipal no funciona porque tiene poca demanda; cuenta con un cementerio municipal, parque central con plaza cívica, canchas deportivas para futbol y basquetbol, iglesias de diferentes denominaciones una Católica (y unas 30 sectas en todo el municipio aproximadamente), casa de encuentro juvenil y biblioteca.

Servicios básicos
Posee una Unidad de salud, Cruz roja, comandos de salvamento, clínicas particulares de medicina general y odontología y una clínica comunal en el cantón Carrizo (actualmente no funciona); un puesto de la Policía Nacional Civil, dieciocho centros escolares, dos con nivel de bachillerato uno contador y general y el otro a distancia, un juzgado de paz; servicio de telefonía domiciliar y pública, correo, señal de televisión local y cable, señal de radio, e Internet; servicio de agua potable y alcantarillado municipal; recolección de basura y alumbrado público.

HISTORIA
Época colonial :  En 1550 el pueblo era conocido por Coyo, tenía unos 540 habitantes En 1740, según el Alcalde Mayor de San Salvador Don Manuel de Gálvez Coral, San Esteban Tepecoyo tenía 35 indios, tributarios o jefes de familia, es decir unos 175 habitantes.
Pertenecía en 1770 a la Parroquia de San Juan Opico, con una población de 309 personas repartidas en 56 familias, y refiere Monseñor Pedro Cortés y la Raz, que empara ir de la cabecera del curato a Tepecoyo, Sacacoyo y Jayaque los caminos que eran “malísimos y casi intransitables en el invierno, pues a más del rio “sucio”, hay que cruzar dos leguas de ciénaga llamada El Carrizo que .dificultosamente puede pasarse. Ella es una especie de recogidizo de aguas, que se cala en la tierra como en una esponja, de tal modo que a veces se meten las bestias hasta las cinchas y es necesario sacadas con palancas". Ingresó en 1786 en el partido de Opico.
"Pueblo de indios" lo llama en 1807 el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa.”

Sucesos posteriores : Como municipio del distrito de Opico perteneció al departamento de San Salvador de 1824 (12 de junio) a 1835 (22 de mayo) y al de Cuzcatlán de 1835 (22 de mayo) a 1842 (5 de abril). A partir de esta fecha volvió a formar parte del de San Salvador. En 1832 el señor Francisco Martínez, originario de Guatemala, explotó una mina de oro que se encuentra como a una legua al Sur de Tepecoyo; "más no elaboraba aquí los metales -se dice en un informe municipal, de 13 de febrero de 1860-, sino que conducía las piedras a otras partes, por cuya causa nada se puede asegurar con certeza respecto a la riqueza de la mina". En 1849 se destruyó la iglesia antigua de Tepecoyo y se empezó a construir una nueva, de 35 varas de largo, la cual arruinó totalmente el terremoto de 8 de diciembre de 1859. En febrero de 1860, según el informe municipal citado, esta población tenía 842 habitantes alojados en 75 casas de paja y 5 de teja, y dedicados a la agricultura, pues los terrenos "son muy aparentes para el cultivo del trigo, arroz, frijol y todo grano de primera necesidad, y principalmente el café, pues es de superior calidad el poco que hasta aquí se ha cultivado". En otra parte el mencionado documento dice: "El grado de ilustración (si así puede llamarse) relativamente (superior) a los otros pueblos de la Costa del Bálsamo, consiste esencialmente en que se habla sólo castellano; y hay un trato y comunicación frecuente con las principales poblaciones: Hay también un barrio de gente ladina, con el que los indígenas conservan buena armonía, pues unos y otros son de maneras suaves y pacíficas". "Su iglesia es filial a la parroquia de Ateos, la cual hace muchos años administra el cura de Guaimoco (Armenia)". Ingresó en el distrito de Nueva San Salvador y en el departamento de La Libertad, por Ley de 28 de enero de 1865. En 1867 funcionaba ya en este pueblo una escuela de primeras letras.

Orígenes y etimología : Esta población es de fundación muy anterior al advenimiento del cristianismo a estas latitudes y fue habitada por indios yaquis o pipiles. En idioma náhuatl, Tepecoyo significa "en el camino de coyoles y cerros", pues proviene de tepec, cerro, montaña, localidad; coyol, coyol o corazón de árbol (nombre de una palmácea), y o, de ohti, camino. Algunos traducen erróneamente este nombre por "cerro de los coyotes”.

Título de Villa : Durante la administración del mariscal de campo don Santiago González y por Decreto Legislativo de 10 de marzo de 1874, se otorgó el título de villa al pueblo de Tepecoyo. Se fundamentó el gobierno para conferirle este rango, en el número de sus habitantes y en el hecho de que sus vecinos habían fomentado la agricultura en términos de producir con abundancia artículos de primera necesidad.
En 1890 tenía 1,639 habitantes. De 1905 (12 de abril) a 1907 (11 de mayo), el antiguo pueblo de Sacacoyo figuró como Cantón de la villa de Tepecoyo.

CULTURA

MANIFESTACIONES DE LA CULTURA TRADICIONAL POPULAR

 *Fiestas Patronales de Tepecoyo: se celebran del 01 al 06 de enero, poseen la característica de mezclar actividades religiosas con actividades lúdicas y sociales; la celebración religiosa de cada día está a cargo de uno de los barrios o colonias. Antes a la actividad de cada día se le llamaba Cofradía, ahora se las conoce como entradas y consisten en una procesión o paseo de la figura de San Esteban por todo el pueblo, hay alboradas, música, se realiza un rezo y se reparte horchata con pan, o café con tamales, o cualquiera otro refrigerio que la cofradía esté en disposición de hacer. El último día se hace un recorrido por todo el pueblo con todas las figuras de San Esteban, el cual culmina con una solemne misa. “La fiesta de San Esteban Quizás no tengamos fecha exacta de cuando la fiesta patronal se empezó a celebrar del 1 al 6 de enero, ya que el día de san Esteban es el 26 de diciembre. Una de las opiniones es que, para 1700 en su visita pastoral a la Arquidiócesis de Guatemala que abarcaba Cuscatlán, Mons. Cortéz y Larraz, coloca a Tepecoyo dentro del curato de San Juan Opico, es decir que el cura de este pueblo venía a visitar varios pueblos de la Cumbre, y como la fiesta de San Juan Opico es el 27 de diciembre, el cura no podía estar en este pequeño pueblo pues la fiesta de su iglesia parroquial era más importante, por lo que decidió trasladarla hasta enero donde podía decir las misas los días de fiesta culminando el 6 de enero. Otra hipótesis es que, para mediados del siglo XIX Gerardo Barrios introduce el café (1860) y la mano de obra estaba dedicada a la recolección del café justo en los días del santo. Por eso los alcaldes y los mayordomos de San Esteban la cambian a principios del año para que hubiera mayor cantidad de ingresos en los que participaban en la fiesta.
Don Carlos Flores (DGR) fue alcalde en la década de 1930 y contaba que las funciones del alcalde para las fiesta eran, Primero conseguir a las capitanas para las “Entradas” de San Esteban, contratar los altareros para la decoración de la Iglesia, contratar al cura para que dijera las misas del 1 al 6 de enero, comprar la pólvora en la ciudad de Cojutepeque, y hacer la carroza del santo para el 6 de enero. También al alcalde le tocaba organizar el baile de gala el 5 de enero, que se hacía en los corredores de la antigua alcaldía Municipal, dicho baile de gala era con invitación, las mujeres se tenían que vestir de gala y los hombres con saco y corbata. También la música era de marimba, se contrataba a una de las marimbas más famosas, esto hasta que los bailes cambiaron de la marimba a orquestas. Don Rafael Cárcamo fue el primero en traer una gran orquesta en el año de 1959 para amenizar el “baile del Cinco” como es popularmente conocido. Desde entonces pasaron por la “fiesta del cinco” orquesta s como la Casino, Los Hnos. Flores, La San Vicente, La Canela, entre otras grandes orquestas nacionales. Luego vino otra época con música de aparatos eléctricos y actualmente con música de orquesta y disco. La entrada del 26 de diciembre Además de la “Demanda de San Esteban”, el día 26 de diciembre se realiza la entrada de san Esteban, que consiste en pedir limosna en todas las casas, a cambio se entregan flores de papel horchata y marquesote. Se hacen ramos de flores según la cantidad que regalen, un colón o cinco colones, dependiendo de la capacidad y voluntad del donante. Dicha actividad fue realizada por muchas personas y cabe destacar la entrada de la Niña Ofe”, organizada por la Sra. Ofelia Girón García por muchos años, también la Sra. Ana Estela Flores de Valencia. Actualmente la realiza desde 1990 la Sra. Inés Flores de Pleités. Dichas entradas se realizan necesariamente en el Barrio San Esteban, ya que es el día del patrono del Barrio. Antiguamente las encargadas de las entradas se llamaban capitanas de San Esteban y salían con un cuaderno a anotar e invitar a las personas para la entrada, que se comprometían a dar cierta cantidad de dinero el día de la entrada. La Alcaldía se comprometía a hacer la ramada y se hacia la izada del pabellón la noche antes de la entrada en la casa de la capitana de ese año
Hubo un tiempo en que las capitanas preparaban cascarones de huevo unos con viruta y otros con perfume y los reventaban en las cabezas de personas de su barrio; aquellos que les tocaba en suerte un cascaron de perfume, quedaban comprometidos para el siguiente año a formar parte de los organizadores de la fiesta el día que le tocaba a su barrio. Esta práctica cayó en desuso.
Por 1950 los fondos para las celebraciones de San Esteban, se reunían por cofradías y por cantones. En las fiestas había ponche con trago, shuco, conserva de tonto, conserva de coco y membrillo, rifitas (con un mecanismo parecido al “chupe, jale que cinco vale”), lotería de cartón, juegos mecánicos… Eran ruedas pequeñas sin motor tales como la voladora, los caballitos y el gusano; al centro estaba un señor que daría vuelta a la manivela que mantenía girando la rueda, sin embargo para el inicio y de tanto en tanto, necesitaba que quienes se subían a la rueda ayudaran a impulsarla empujándola; entonces para iniciar la marcha pitaba, todos sin subirse empujaban la rueda para que tomara impulso, un nuevo pitido significaba que era el momento de subirse, después de varias vueltas un nuevo pitido indicaba que la rueda había perdido impulso por lo que había que bajarse nuevamente a empujar esperando el nuevo pitido para subirse. Esta
Operación hacía más emocionante, aún, subirse a las ruedas pues había que tener agilidad y ritmo para sincronizarse a las acciones de todo el grupo. A la municipalidad le compete preparar las actividades lúdicas y sociales como son carreras de cinta y un gran baile que lo celebran en la calle con orquesta, conjuntos y discos el día 05 de enero. Este resulta ser un evento muy esperado incluso por personas oriundas de Tepecoyo y que han emigrado a San Salvador o fuera del país; llegan para celebrar las fiestas patronales y en especial para asistir a la fiesta, ocasión que les da la posibilidad de reencontrarse con amigos y familiares a los que no ven con frecuencia.

* El torneo navideño: que ha comenzado a jugarse entre los últimos días de Agosto o los primeros días de septiembre, y culmina el día 05 de enero.


*Día de la Cruz: (03 de mayo), los católicos celebran la llegada de la temporada lluviosa y el nacimiento de los frutos que nos regala la tierra, para lo cual elaboran una cruz de jiote, la colocan en cualquier parte de la casa y la adornan con cadenas de papel y frutos de la época, los vecinos llegan a adorar la cruz, en acción de gracias a Dios por las bendiciones recibidas y por la llegada de una nueva época lluviosa, la que se aprovecha para sembrar los granos básicos como maíz, frijol, etc.; luego toman uno de los frutos que la adornan.

*La flor de mayo: Todos los días del mes de mayo, la virgen visita 1 casa donde a las siete de la noche, se reza el rosario y luego hay un refrigerio. El último día que es cuando la virgen regresa a la iglesia en procesión, se hace una solemne misa.

*Encuentro de Cumpas: Tepecoyo ha instituido una tradición, muy solidaria en su contenido: es la de recibir a los cumpas de Cuisnahuat, en su paso hacia Jayaque, y ser sus anfitriones por un día. Entre los años 1797 y 1808 el Presbítero y Dr. José Matías Delgado, tiene su Sede Episcopal en Opico y de común acuerdo con los nativos de Cuisnahuat, y Jayaque, establecieron el compadrazgo de sus Santos Patronos: San Lucas Evangelista (Cuisnahuat), se hizo padrino del niño que San Cristóbal (Jayaque) lleva en el hombro. Para celebrar dicho acontecimiento se realizan dos peregrinaciones cada año, transportando en camarines a sus patronos de Cuisnahuat a Jayaque en julio (época lluviosa) y de Jayaque a Cuisnahuat en noviembre (época de verano); meses en los cuales cada pueblo celebra sus fiestas patronales y que se enriquecen más con la presencia de los “cumpas” a nivel de Santos y Hermanos Cofrades. Hasta donde tiene memoria la población, la primera en recibir a los cumpas fue Doña María Luisa Ayala, en el barrio Concepción; ella les albergó en su casa esa noche y promovió entre sus vecinos hacer un rezo en honor a San Lucas Evangelista (Cuisnahuat) y San Esteban (Patrono de Tepecoyo), los vecinos asistieron y algunas señora llevaron una candelita o aportaron flores para adornar a los santos. El siguiente año doña María Luisa se organizó mejor porque con tiempo invitó a los vecinos para el rezo, San Esteban se encontraba engalanado esperando a los visitantes, los vecinos que llegaron al rezo aumentaron en número, aportando candelitas, flores y otros dieron limosna. Al final del rezo hubo cafecito y pan… Así continuó el recibimiento de los cumpas por años, los vecinos de Doña María Luisa ya esperaban la pasada de los cumpas.
Al morir Doña María Luisa Ayala, fue Doña Petrona García quien retomó esta actividad de la misma manera en que se celebraba; pero la participación de los vecinos se había hecho más activa: ayudando a decorar el altar, aportando las flores, candelas y limosna con anticipación, de tal modo que se les recibía con semita mieluda y chocolate y hasta tamales se hacían. Por el año de 1935 Doña Marta Girón, retoma el trabajo que año con año hacía Doña Petrona García quien acababa de morir. Ella organizó el trabajo de la cofradía con las personas del casco urbano entre las que se mencionan a Doña Dionisia Hernández y Doña Ester Cornejo; luego poco a poco fue incorporando capitanas de los cantones, además instituyó la fiesta. No tardó mucho tiempo en invitar capitanas de San José Los Sitios (cantón de Talnique) y luego establecer compadrazgos con San José (Los Sitios) y con San Antonio del Monte. El 20 de mayo de 2005, muere Doña Marta Girón después de haber mantenido la cofradía de los cumpas por setenta años aproximadamente.
Se reestructuró la Cofradía siendo el Primer Mayordomo Don Raúl Pleités, quien lo es hasta la actualidad, quien fue sustituido solamente durante el año 2006 por Don Marcelino Castro Ramírez. El nombre completo de la Cofradía es “Cofradía del Encuentro con los Cumpas de Cuisnahuat, San Esteban – Tepecoyo”. Una Cofradía es una institución que viene de Europa y nace en la edad media; tenía como función la organización de los fieles, la celebración de la festividad de un santo, que era el protector del lugar. Hasta la actualidad es una asociación de fieles católicos que se reúnen en torno a una advocación de Cristo, la Virgen o un santo para realizar varios actos religiosos como las procesiones, rezos y obras de piedad. Una gran cofradía es aquella en la que sin ser muy numerosa en participación, su procesión esta correctamente organizada, en la que todos los hermanos están con la seriedad y la corrección que el momento necesita y se ha cuidado hasta el mínimo detalle para que todos los que en ella participan la sientan de verdad. En principio, cualquier católico puede formar parte de una cofradía, ya que en ellas diversas tareas y funciones que desarrollan los mayordomos, las capitanas y los colaboradores; por ejemplo en relación a las fiestas, el Primer Mayordomo es el principal junto con el alcalde, es el que administra la casa del Sr. (Santo patrono del lugar), invita, organiza, recolecta fondos y fomenta la devoción al santo.
Otros cargos de singular importancia son: Mayordomo del Estandarte, que en otros lugares le denominan Padrino de Vara; Mayordomo del Santo, quien se encarga de cuidar al Santo todo el día de la fiesta y la limosna que recibe de los visitantes; el Mayordomo Secretario que deja constancia escrita de los acuerdos tomados por el Cabildo, que es el órgano plenario de la Cofradía, o por la Directiva de la cofradía; el Mayordomo Tesorero que participa activamente en la colecta de fondos y cuida de su distribución y administración según las necesidades; la Primera y Segunda Capitana de Cocina, que hacen que la fiesta sea realmente fiesta, administran las donaciones y los comprados, tienen la importante misión de hacer que la comida alcance para todos los participantes; las Capitanas de Posada, que prestan sus casas para que la gente pernocte; las Capitanas de los Cantones se encargan de invitar, repartir programas y recuerdos; el Mayordomo de la Chicha y Chaparro, que es quien se encarga de su elaboración y requiere de su atención y cuidado por lo menos durante 15 días que implica el proceso.
La fiesta sucede el día 22 de julio de la siguiente manera: Recibimiento de San Antonio y San José. Llegan a una casa de la colonia La Meca, allí las cofradías de ambos Patronos San Antonio del Monte y San José los sitios, acompañados por vecinos del lugar les hacen un rezo. Sale San Esteban, Patrono de Tepecoyo, hasta la entrada del pueblo a recibirlos. Viene en procesión, acompañado por una Banda, la de los Hermanos González y cohetes de vara. Se detiene a media cuadra de distancia. Primero se saludan San Esteban y San Antonio. Comienza a avanzar San Antonio que va acompañado de pito, tambor y cohetes, se detiene y ambos santos hacen una reverencia inclinándose; continúa avanzando y a pocos metros ambos santos nuevamente hacen una reverencia, continúa avanzando San Antonio hasta llegar donde San Esteban y ahora en la reverencia topan sus cabezas; en ese momento la banda toca una diana, la gente aplaude y tiran confetis. Dejan a los Santos juntos viendo hacia donde está esperando San José ir a saludar…
Ahora se saludan las cofradías. La cofradía visitante se coloca en semicírculo amplio, la cofradía que recibe o anfitriona se coloca en una fila, el primer mayordomo va adelante y comienza a saludar a cada uno de los visitantes y lo mismo van haciendo todos los demás miembros de la cofradía. El saludo tiene un nombre especial “La topa de los Cumpas” consiste en que dos cofrades se dan la mano derecha y la llevan a la frente del cofrade visitante, de tal manera que es la mano del cofrade anfitrión la que toca la frente del visitante y le dice “Bien venido(a) hermano(a) cumpa”, ahora llevaran las manos a la frente del anfitrión, que es tocada por la mano del visitante mientras contesta “gracias compadre, o comadre”, según se trate de un Mayordomo o una capitana. Es el turno de San José para saludarse con San Esteban y procederán de la misma forma en que lo hicieran San Antonio y San Esteban. Así también continuará el saludo de las cofradías. Ahora todos juntos se encaminan a la Casa de la Cofradía, donde descansarán para luego ir al encuentro de los cumpas de Cuisnahuat, que deberán recorrer 20 kilómetros desde su lugar de origen. Los Cumpas de Cuisnahuat vienen cargando en camarines a San Lucas (Patrono de Cuisnahuat) y San Cristóbal (Patrono de Jayaque); llegan por el lado del Cerro Las Cruces y el Cantón Tierra Colorada. Bajan hasta el barrio El Calvario, calle al cementerio, frente a la Col. América. Cuando ya están llegando al pueblo, se vienen anunciando con cohetes y los que los reciben también revientan cohetes para contestarles que ya los están esperando; los viajantes descansan un poco, se les da horchata con marquesote o torta de yema; luego trasladan a los santos de sus camarines a las sillas de anda ó “andadillas” y les hacen un rezo.
Ahora San Esteban, acompañado por San Antonio y San José va a recibir a San Lucas y a San Cristóbal. Después de la Topa, en procesión llegan a la iglesia donde se oficia una misa solemne y acto seguido se van a la casa de la cofradía donde habrá almuerzo para todos los visitantes. Se han preparado un chivo, gallinas o pollos, arroz y tortillas… Y se reparte la chicha. Durante toda la tarde los santos son visitados, les encienden candelas, les dan limosna y cumplen los votos o promesas hechas. Toda la tarde hay banda y marimba amenizando la visita a los santos. Por la noche se reza el rosario, luego hay una tamaleada y más tarde comienza la fiesta, antes se hacía con guitarra y violines, ahora se traen orquestas y música de discos. La noche se pone muy alegre, la fiesta continúa muchas horas, algunos cumpas se van a descansar a las casas que les dan posada, porque al siguiente día continuarán su camino, otros animados por la fiesta amanecen celebrando; pues todavía en la madrugada se reparte shuco. Un dato que es importante mencionar, que inicialmente la llegada de Cuisnahuat a Jayaque obedecía a un intercambio comercial, traían quesos, chicharrones, animales, maicillo, arroz, frijoles, camarones y ruda para hacer trueque. Luego con el compadrazgo de sus patronos, éstos les acompañaban y les protegían en sus intercambios comerciales, ahora es meramente una fiesta religiosa tradicional. Todo el camino sonaban sus pitillos de carrizo, así los poblados a su paso podían también adquirir productos. Inicialmente dormían en la cueva del Ishtucal, luego pasaban por los izotes hasta el cerro las cruces; éste último lugar se llama así porque hubo una epidemia de paludismo y allí hicieron el cementerio. Luego de pasar por Tepecoyo, subían por las graditas para salir al plan de Jayaque, allí los recibían con chicha de arroz. El regreso de Jayaque a Cuisnahuat antes lo hacían pasando por Teotepeque y Santa Isabel Ishuatán para llegar a su lugar de origen, ahora lo hacen en vehículo. Cuisnahuat y San Antonio del Monte también son compadres, por lo que para las fiestas patronales también se visitaban haciendo el recorrido a pié; sin embargo en la época de la guerra se vieron envueltos en incidentes que los atemorizó, por ello a partir de 1984 la visita de entre Cuisnahuat y San Antonio del Monte, así como la venida de San Antonio a Tepecoyo, o el regreso a Cuisnahuat desde Jayaque se hace en vehículo, a partir de 1988. Este es el primer año que Tepecoyo como Cofradía asistió a Jayaque para hacer una visita a San Cristóbal durante sus fiestas. Se realizó el 24 de Julio siguiendo el mismo protocolo del encuentro y la topa, luego se asistió a una misa, después hubo almuerzo y se finalizó con el Baile del Puro, en donde no podía faltar la chicha y el chaparro.

*Celebración de las Antorchas: se celebra el día 14 de Septiembre, se realiza un desfile por las calles principales del municipio, cada participante elabora su antorcha y el gas es donado por la alcaldía municipal

*Día de la independencia: Se celebra el 15 de septiembre con un desfile de los centros educativos por las principales calles de Tepecoyo acompañados por bandas escolares y cachiporristas, el desfile finaliza en el parque con un acto conmemorativo en donde se hace una reseña histórica de los sucesos y de sus implicaciones; también participan alumnos con diferentes puntos artísticos.
*01:Se celebra el día de todos los santos, la tradición indica que se va al cementerio a enflorar las tumbas de los son niños con cortinas, flores esterinadas, etc
*El día 02 de noviembre: Se celebra el día de los fieles difuntos, se enflora a los adultos las coronas son de ciprés adornadas con flores esterinadas, arreglos florales naturales, cortinas, entre otros
*Demanda de San Esteban: El 26 de Diciembre el barrio San Esteban, en honor al santo patrono celebra su fiesta, Sacan a pasear a San Esteban acompañado de banda y cohetes, todas las casas del barrio son adornadas con flores y gallardetes, cuando se hace el rezo hay reparto de marquesote y horchata. Ese día se hace una colecta por todo el pueblo que servirá para las fiestas patronales. Por la tarde hay reparto de juguetes para los niños de escasos recursos.

*Celebración del día de las madres: tradicionalmente la alcaldía municipal lo celebra el último domingo del mes de mayo se decora el parque central y se presentan números artísticos por los grupos juveniles de danza, cómicos, etc. Además se contratan mariachis para ponerle el toque romántico al evento y se realizan dinámicas y rifas de artículos del hogar y cocina y regalos sorpresas la cual son de los momentos más esperadas por las madrecitas.

*FIestas del corpus: que se celebra 40 días después del viernes santo

*Celebración al corazón de Jesús: que se celebra en junio

GASTRONOMIA

Gastronomía
Son comidas cotidianas en Tepecoyo: la pacaya en rellenos, la mora sudada, el repollo sudado y el ayote tierno sudado. Y entre los platos típicos tradicionales que más se consumen están: los tamales pisques o de gallina, los atoles shuco, de elote y de piñuela, y las pupusas rellenas de mora o tunquito, las revueltas de chicharrón y queso, de frijol, la yuca con perezca o chicharrones, el chilate con nuégados, las melcochas. El tamal de elote y todos los productos derivados del elote. Un plato tradicional que ya casi no lo hacen o es poca la gente que lo conoce en la actualidad es el tenquiqui sudado o rescoldado (asado en brazas). Para las fiestas se acostumbra la horchata con marquesote o torta de yema, la gallina asada y el gallo en chicha; el pescado envuelto en huevo para semana santa. Y como un gusto muy especial en actividades familiares se consumen los pasteles de carne (pan dulce) o semita con chocolate...


*Chicha: Se colocan los granos humedecidos en un recipiente y se dejan germinar en un lapso aproximado de ocho días, se lavan para quitarles la raíz germinada y se dejan reposando en agua con dulce de panela durante un día en un lugar fresco, al día siguiente se les cambia el agua por una nueva; esta operación se repite durante tres días seguidos, al cuarto día se convierte en chicha. Es importante vigilar el proceso de fermentación de la chicha todos los días, para dosificarle la panela y si hiciera falta agregarle más. Las cantidades aproximadas que se utilizan son: para un quintal de maíz (100 libras) se utilizan 2 cargas de dulce de atado o panela (1 carga es igual a 90 atados). Como puede observarse, ésta es la forma en que hacen la chicha que se usa en las fiestas de los cumpas; sin embargo existe otra que es más casera o para el consumo familiar, y es la que a continuación se describe. Otra preparación de la chicha es poner a asolear la cáscara de piña y humedecer el maíz para que se nazcan, luego se lava bien el maíz para que bote la raíz. Cuando el maíz y la cáscara de piña están nacidos, se ponen en una olla de barro con tamarindo del largo y del redondo, uva y manzana, agua y atado de dulce; a partir de las 24 horas puede empezar a consumirse, pero su punto ideal será a los 3 días, hay que vigilar el proceso de fermentación de la chicha todos los días, para dosificarle la panela y si hiciera falta agregarle más. Hay un proceso adicional que permite continuar sacando chicha algunas veces más, a este proceso lo llaman “capar la chicha”; consiste en vaciar dos terceras partes del líquido (chicha) para el consumo y agregarle nuevamente la misma cantidad de agua al recipiente donde se está elaborando la chicha y volver a agregarle dulce.

*El Chaparro: Es chicha que se pasa por un alambique, casi siempre elaborado artesanalmente, para destilarlo. El alambique es un cántaro de barro o barril de acero que se pone con fuego abajo para que ayude en la evaporación de la chicha, se le pone una tapadera con un orificio de salida posee una manguera, que se introduce dentro de un recipiente con agua fría, con orificio de entrada y otro de salida. El extremo de la manguera sale en la parte baja del recipiente de agua, sin permitir que la misma pierda el agua que lo refrigera; la que no debe ser calentada a más de 70°C, ya que el alcohol evapora mucho antes que el agua. Así, las gotas que salgan de la manguera será un alcohol de primera destilación; luego, en sucesivas destilaciones podrá lograr un alcohol de mayor graduación.
Artesanías y oficios tradicionales
Las únicas artesanías de Tepecoyo son la talabartería y la elaboración de flores esterinadas, estas últimas se elaboran para el día de finados o como arreglos florales por encargo, es decir que no es una actividad permanente. Hubo un tiempo en que se fabricaba dulce de panela, había trapiches por el plan de El Refugio.

5

MUSICA Y BAILES TRADICIONALES

Música y bailes tradicionales

En Tepecoyo existe una familia de músicos, que son toda una institución en lo que a grupos de distintos géneros se refiere… Don José Manuel González Grande, profesor de música enseñó a sus hijos y luego a sus nietos a tocar diferentes instrumentos. Primero formó la “Marimba de los Hermanos González” la cual consta de dos marimbas: una de mayor tamaño que es la marimba propiamente dicha, la cual requiere de 6 integrantes y la marimba más pequeña llamada tenor, la cual requiere de 4 integrantes; ahora le han incorporado contrabajo, batería y micrófonos. La marimba de los Hermanos González interpreta piezas de nuestro folklore tales como El Carbonero y Flores del Boquerón, valses tales como Flor de Café, Alejandra y Bajo El Almendro, así mismo interpretan pasos dobles, marchas, música del recuerdo (boleros) clásica, semi-clásica y cumbias. Luego apareció la “Banda de los Hermanos González” compuesta por una tuba, un trombón de vara, un tenor de émbolo, dos trompetas, dos clarinetes, un pícolo, un bombo, un redoblante, platillos, dos saxofones y un güiro; la banda interpreta marchas militares, valses, boleros, cumbias, rancheras, temas de películas, entre otros. Por último aparece el “Mariachi de los Hermanos González”, fruto de la demanda del público, está integrado por una guitarra, un contrabajo, una concertina, dos trompetas y una vihuela; los géneros más solicitados son las rancheras, boleros, huapangos y cumbias.
Los hermanos González en sus diferentes grupos integran ahora, hermanos, primos y nietos. Y aunque se ganan la vida de sus apariciones públicas, para ellos revisten especial importancia las actividades religiosas y las fiestas del pueblo en las que siempre están presentes ambientando las actividades y poniendo la nota musical

JUEGOS Y DEPORTES TRADICIONALES

Juegos y deportes tradicionales
Los siguientes juegos tradicionales, aún se conocen sin embargo cada vez más tienden a desaparecer.
*La mica: Este juego que tradicionalmente consiste que de un grupo de niños se designa a uno que “lleva la mica” y debe tratar de pasarla a cualquiera otro niño que esté jugando. Cuando ven cerca suyo al niño que lleva la mica salen corriendo para evitar que se las pegue.
*Ladrón librado: Es una variante de la mica, donde unos harán de policías y otros harán de ladrones, los policías persiguen a los ladrones y cuando uno de ellos es alcanzado debe quedarse quieto en su lugar hasta que otro de los ladrones pase, lo toque y de esa manera lo libere.
*Escondelero: El juego tradicional consiste en que se designa a uno de los niños que tendrá que colocar su cara contra una pared, un árbol o un poste, que le impida ver dónde se esconden los otros niños mientras el cuenta hasta N, número previamente establecido. Luego tendrá que buscarlos hasta encontrarlos a todos. El primero en ser encontrado en la siguiente ocasión tendrá que ser el que busque a los demás niños y el antiguo buscador queda liberado de esa tarea.
*El trompo: Para jugarlo primero establecen el espacio dónde deberá bailar el tropo, si se sale pierde. Existen dos versiones: Bailar el trompo, y los calazos. Bailar el trompo, todos los participantes al mismo tiempo echan a bailar su trompo; gana el que dura más tiempo bailando y sin salirse del espacio establecido, algunos previamente establecen si además deberán hacer algún tipo de suerte con el trompo, tales como: una vez el trompo está bailando se toma en la palma de la mano sin que deje de bailar y se tira nuevamente al ruedo; o bien que una vez esté bailando, se le enrolla la punta del trompo con la cuerda y se tensa para que este salte y siga bailando. Los calazos, uno de los participantes hecha a bailar su trompo; los demás según sea su turno deben golpear con la punta de su trompo al que ya está bailando. Aquel que al golpearlo logre que su trompo siga bailando, mientras que el del primer participante deje de bailar, gana el juego y en algunas ocasiones hasta el trompo del contrincante si así se hubiese acordado previamente.

*Capirucho: Anteriormente los niños aprovechaban los carretones de hilo que eran de madera para hacer sus capiruchos. El juguete consiste en un cilindro que termina en un extremo en forma de campana; al centro tiene un hueco por donde se ensarta un palito. El cilindro en su base está unido a uno de los extremos del palito por medio de un cáñamo, a una distancia que mide dos veces el palito. El juego consiste en enchutar (meter) el palito en el cilindro para lo cual se impulsar el cilindro con un movimiento de la mano que sujeta el palito; cada enchutada vale 10 puntos y se realizan suertes diferentes cuando se llega a 100, 500 y 1,000 puntos. La suerte que se realiza en los 100 puntos consiste en que la campana siga el sentido inverso de su trayectoria habitual para ensartarse en el palito. La suerte que se realiza en los 500 puntos consiste en sostener por el medio, con la mano que no juega, el cáñamo de tal manera que cuando se impulse el cilindro gire sobre su eje antes de ensartarse en el palito. La suerte que se realiza en los 1000 puntos consiste en impulsar el capirucho, formando en su trayectoria varios ochos antes de enchutarlo en el palito. Este juego está cayendo en desuso.

*Peregrina: Se dibuja la siguiente figura en el piso: una columna formada por tres cuadrados, numerados de abajo hacia arriba como 1, 2 y 3; sobre esta columna, de manera centrada, se dibuja una fila formada por dos cuadrados, numerados de izquierda a derecha como 4 y 5; alineado con la columna un cuadrado numerado como 6, y sobre él alineada con la fila anterior, se dibuja una nueva fila formada por dos cuadrados numerados de izquierda a derecha como 7 y 8; nuevamente alineado con la columna se dibuja otro cuadrado numerado como 9, y finalmente en la cúspide y de manera centrada se dibuja un círculo un poco más grande que el tamaño de los cuadrados y éstos a su vez serán un poco más grande que los zapatos de los jugadores. Los niños se turnarán para saltar con un pie, sobre cada uno de los cuadrados de la peregrina, empezando por el que está numerado como1. Únicamente cuando lleguen a las filas, es decir donde hay dos cuadrados juntos (números 4 y 5; 7 y 8), apoyarán simultáneamente ambos pies, uno en cada cuadrado. También cuando lleguen al círculo apoyarán ambos pies y luego saltarán hacia afuera de la figura. Ahora el jugador en turno tirará, hacia el cuadrado número 1, su marca que puede ser una piedrita, un tejo, una cajuela o cualquier otro objeto al que todos los jugadores identifique como suyo; comenzará a saltar desde el cuadrado número 2, sin patear el cuadrado donde está su marca o la de otro jugador. Luego tirará su marca al cuadrado número 2 y comenzará a saltar desde el número 3 y así sucesivamente. Las reglas del juego son: que la primera vez no existe ninguna marca y se salta desde el cuadrado numero 1, que desde la segunda vez la marca va avanzando un cuadro tal como han sido numerados y sirve como límite inferior desde donde comenzará a brincar, lo que implica que cada vez el salto inicial será más largo; otra de las reglas es que no puede patear un cuadrado donde haya una marca ya sea la suya o la de otro jugador. El jugador pierde su turno por las siguientes causas: cuando la marca cae fuera del cuadrado deseado, cuando patea un cuadrado donde hay una marca no importando si es la suya o la de otro jugador, cuando su salto inicial no logra rebasar el límite inferior que está señalando su marca, cuando al saltar pise la línea divisoria entre los cuadrados o pierda el equilibrio y deba poner el otro pié o una mano para sostenerse. El juego termina cuando uno de los jugadores haya saltado totalmente sobre la peregrina porque su marca ha llegado al número 10.

*El yoyo: Es un juguete que consiste en dos ruedas de madera de aproximadamente 7 cms. unidas en el centro por medio de un eje cilíndrico, dejando una abertura entre ellas de aproximadamente 4 mm. En el eje se amarra el extremo de un cáñamo o pita que mida aproximadamente el largo del jugador desde su hombro hasta su tobillo; se enrolla toda la pita en el eje y con el extremo de la misma se forma un anillo que sujeta al dedo índice o medio del jugador. El juego consiste en dejar caer repetidas veces el yoyo con suficiente impulso como para que regrese a la mano del jugador. Cuando el jugador ha adquirido práctica con este movimiento básico comienza a realizar otras suertes con el mismo tales como lanzarlo en reversa, hacer que se quede el yoyo girando en el piso antes de que vuelva a la mano, etc.
*Salta cuerda: Lo juegan en dos modalidades: saltando individual o grupalmente; en la individual la misma niña que salta, impulsa la cuerda; mientras que en la grupal dos niñas colocadas cada una en un extremo de la cuerda, la impulsan formando con su brazo un círculo, mientras que las demás jugadoras toman turnos para saltar. Las variantes al jugarlo individualmente son: ir contando y saltando el número de veces que se cuenta; o saltar tantas veces como sea posible hasta que se equivoque, entonces será el turno de otra jugadora. Las variantes cuando se juega grupal son: ir contando, la primera jugadora saltará una vez y saldrá, la siguiente saltará dos veces y saldrá, la próxima lo hará tres veces, y así sucesivamente. Cada vez que una jugadora pierde se va a uno de los extremos de la cuerda y será su turno de dar cuerda liberando a la jugadora que lo hacía antes. Ahora las jugadoras comenzarán a saltar desde el número en que perdió la jugadora; todas las niñas tienen un turno para saltar y lo respetan. La otra manera en que lo juegan es que se meten a saltar y continúan saltando sin salirse, las que dan cuerda cada vez lo van haciendo más rápido, hasta que llega un momento en que hay que estar saltando continuamente para no perder, a esta manera rapidísima de dar cuerda la denominan “peludo”. En cualquier momento del juego pierde quien patea la cuerda o de alguna manera se equivoca.
*La Ronda del Matateroterolá: Es un diálogo entre un niño o niña que hace las veces de caballero y llega a solicitar a la esposa del marqués una de las hijas (o hijos). El juego empieza con el caballero de un lado y la esposa del marqués y sus hijos del otro lado. Cada grupo cuando canta se acerca y se aleja tomados de las manos, semejando el vaivén de las olas del mar; mientras el otro grupo permanece parado esperando su turno de cantar. En cada ocasión el caballero se va llevando a uno de los hijos de la esposa del marqués, hasta que no le queda ni uno. Lo cantan así: (la Señora o Señor y sus hijos) (El caballero y los hijos que se vaya llevando) Buenos días mi señoría, mataterorterolá Que quería mi señoría, mataterorterolá Yo quería uno de sus hijos, mataterorterolá Y que nombre le pondría matateroterolá Le pondremos “guarachita” (nombre desagradable) matateroterolá Ese nombre no me agrada matateroterolá Le pondremos “la piojosa” (nombre desagradable) matateroterolá Ese nombre no me agrada matateroterolá Proponen nombres hasta que llegan a uno agradable Le pondremos “angelito” (nombre agradable) matateroterolá Ese nombre si me agrada matateroterolá En ese momento el caballero escoge uno de los niños y comienzan la canción.

*Piscucha: Es un juego tradicional donde los niños elaboraban el juguete: ponían dos varas de castilla formando una cruz y la amarraban con hilo en el punto de unión, en el centro. Luego arqueaban otra varita de castilla y la amarraban a tres de las puntas de la cruz; a esta armazón le ponían encima papel de china de color llamativo y lo pegaban con engrudo. Para darle estabilidad le colocaban flecos de papel de china, en los extremos de los brazos de la cruz, y una cola de papel de diario consistente en una o dos tiras de aproximadamente 4 cms. de ancho en el extremo que sirve de base a la cruz. Por el lado donde el papel tapa la armazón abren dos orificios, uno a la altura del centro de cada brazo de la cruz y le amarran un hilo; el extremo de los hilos que han quedado sueltos se amarran juntos y se unen a otro hilo considerablemente largo que servirá de extensión al encumbrar la piscucha. Cuando hay varias piscuchas encumbradas, se aprovecha el viento para enredar los hilos que sostienen las piscuchas, una vez están enredados se tira del hilo; algunos niños habrán perdido sus piscuchas porque se reventó el hilo que las sostenía y otro habrá ganado nuevas piscuchas producto del enredo y la fortaleza del hilo utilizado.

* Juego de canicas: La juegan en tres versiones: “treinta y uno”, “toque y cuarta” y “la rueda”. En todas las variantes el juego comienza por establecer el orden en que tirarán los jugadores, para ello hacen una raya en la tierra y cada uno tira su canica; el que más cerca llegue de la raya le corresponderá el primer turno en tirar y así sucesivamente, pero aquel que haya sobrepasado la raya tendrá el último lugar, si fuesen varios en esta situación el último será quien más lejos de la raya quedó. El treinta y uno consiste en que una vez se ha establecido el orden en que tirarán los participantes, desde la raya que les ayudó a definir el orden tirarán su canica colocándola en su mano con el puño cerrado e impulsándola con el dedo pulgar e intentando introducirla en un hueco que han abierto en la tierra; gana el primero que haga 31 puntos. La variante de toque y cuarta mantendrá el que todos tiran desde la raya, el primero intentando penetrar en el hoyo, el segundo antes de tirar al hoyo debe pegarle a la canica de su antecesor y luego desde donde quede su canica trazará con su mano una cuarta desde donde colocará su mano para intentar penetrar su canica en el hoyo. De esta misma manera procederán los demás jugadores. En algunos casos los jugadores establecen previamente si la canica de otro jugador que logran tocar en su tiro la ganan, o bien que al finalizar el juego el ganador se queda con las canicas usadas por los otros participantes, o si no se ganan canicas. La rueda, se define la forma que tendrá el espacio donde se jugará, del cual no se deben salir o pierden. Entonces, hacen una rueda con un hoyo en medio.

*Cinquito: Esta es la versión tradicional y más antigua que se conoce, las niñas buscaban una chibola y 5 piedritas o semillas de tamaño aproximado al de la chibola. Sentadas en el piso tomaban turno para jugar de la siguiente manera: Primero lanzan al piso las piedritas o semillas, luego lanzar la chibola al aire y después de rebotar una vez cacharla, mientras esto sucede con la misma mano que lanzaron la chibola recogen una de las piedritas o semilla. Habiendo cachado la chibola, pasan la piedrita o semilla a la otra mano. Continúan así hasta haber recogido las cinco semillas; vuelven a lanzar las semillas y ahora las recogen de dos en dos. Lanzaran nuevamente las piedritas o semillas y las recogerán de tres, de cuatro y de cinco. Todo lo explicado hasta aquí constituye la modalidad “Simple o sencilla”. Completada esa vuelta harán todo lo anteriormente descrito pero sin pasar las piedritas o semillas a la otra mano, es decir que las mantendrán en la mano con la que están jugando; a esta modalidad se le llama “cuto”, completada esta modalidad pasarán al “rebotón” el cual consiste en que la chibola antes de cacharla deberá rebotar dos veces; luego pasarán al “cuto rebotón” que como su nombre lo indica es la mezcla de dos de las modalidades anteriores. Continúan con la modalidad denominada “canasta” en la cual la mano que no está jugando se pone con la palma hacia arriba y se ahueca; entonces se tira la chibola, se coge la o las piedritas-semillas, se depositan en la mano que hace las veces de canasta y luego se cacha la chibola. Luego seguirán las modalidades “canasta cuto”, en la que sólo hacen la mímica de pasar la o las piedritas-semillas a la canastita y manteniéndolas en la mano que está jugando. Luego seguirán con la modalidad denominada “casita” en la cual la mano que no está jugando se arquea y se apoya en el suelo dejando un hueco a manera de entrada, entonces se tira la chibola y se impulsan una o varias piedritas-semillas, según el número que correspondan para que entre en el hueco de la mano que hace las veces de casita, luego seguirán las modalidades “casita cuto” en la que sólo se hace la mímica de meter las piedritas-semillas en la casita y se mantienen en la mano que está jugando. La última modalidad se denomina “martillo”, para la cual lanzan la chibola, recogen la ó las piedritas-semillas que corresponda, luego se cierra el puño, se golpea el piso, y acto seguido se cacha la chibola. Sigue la variante “martillo cuto”. Como es de esperarse, las niñas fallan en alguno de sus intentos, entonces pierde su turno y continúa otra niña jugando; completada la ronda de niñas, cada una tendrá un nuevo turno comenzando a jugar desde donde falló en el intento anterior. La niña que primero finalice la modalidad de “martillo cuto”, gana o en su defecto cuando se termina el tiempo de juegos gana la que haya completado más modalidades.

*En la década de 1960, apareció un juego conocido como “Jacks”, que traía una pelotita y 10 “Jacks” (elementos a recoger); era la versión moderna y manufacturada del juego conocido como cinquito. Se juega de la misma manera, con la única diferencia que los elementos a recoger se han duplicado, de cinco a diez.

*Pomponte: Hacen una ronda y una niña pasa al centro, mientras todas las niñas cantan y llevan el ritmo con las palmas, la niña que está al centro comienza a desplazarse por todo el círculo, brincando alternando los pies y llevando sus manos en la cintura. Todas las niñas tomarán su turno de bailar en el centro una por una, se cantará la ronda tantas veces como sea el número de niñas que participa en el juego. Esta es la letra con que cantan la ronda:

Pomponte niña, pompontele Que ay viene tu marinero Con ese bonito traje Que parece carnicero. Anoche yo la vi Vestida de azul y pan Moviendo la cintura (en este momento La niña que se desplaza en el centro se detiene y mueve sus caderas Al compás del verso) Parampampan, pan, pan.

*Arranca cebolla: Un niño se abraza a un árbol o una columna, otro se agarra de él por la cintura y así sucesivamente; previamente se ha determinado quién comenzará a arrancar cebollas, su trabajo consiste en halar al niño que se encuentra abrazado al final, hasta que consiga desprenderlo. Ahora con la ayuda del niño que fue desprendido de la fila intentará desprender al niño que se encuentra abrazado al final. Cada vez será mayor el número de niños intentando desprender a los niños que aún se encuentran abrazados con todas sus fuerzas del árbol o columna.

*Pizpicigaña: Es un juego tradicional bastante antiguo, que ya solo queda en la memoria de los adultos mayores, lo usaban las madres en la época de la colonia para entretener a los infantes. Sentados, los niños estiraban sus manitas colocando sus palmas sobre las rodillas, la madre o el adulto que jugaba con ellos iba pellizcando las falanges una por una a la vez que recitaba los siguientes versos.

Pizpicigaña juguemos la araña ¿Con quién la jugamos? Con la perra vieja. ¿La perra vieja donde está? Se fue a traer agua ¿El agua dónde está? Se la bebieron las gallinas ¿Las gallinas dónde están? Se las comió el padre ¿El padre donde está? Se fue a dar misa ¿La misa dónde está?
La envolvieron en un papelito Y la fueron a tirar a la casa de San Miguelito. ( Al llegar a este punto los niños alza

CLIMAS, CERROS, HIDROLOGIA, SUELOS

Clima : El clima del municipio es variable, en sus partes altas es fresco y agradable; pero en las zonas bajas es cálido.
Pertenece a los tipos de tierra caliente y tierra templada. El monto pluvial anual oscila entre 1,800 y 2,200mm. Es atravesado por los cerros La Calavera, Guatemala, y Las Crucitas. Las condiciones topográficas del territorio son propias de montañas, cimas y lomas, con grandes pendientes y cortes provocados por ríos y quebradas.

Cerros principales
*La Calavera:
está situado a 3.4kms. SO de la Cuidad de Tepecoyo con una elevación de 1,308 mts sobre el nivel del mar, siendo el punto más alto de tepecoyo
*Guatemala: está situado a 3.5kms al SO de la